Villa Minetti, Reconquista y varias localidades del norte provincial otra vez inundadas

Reconquista fue la ciudad más afectada este miércoles: llovieron más de 100 milímetros en sólo media hora.


Elecciones-HRCC

algo “absolutamente inusual e inédito”, según el intendente Enrique Vallejos. Avellaneda, Villa Minetti y zona también se vieron afectadas por las abundantes precipitaciones.

Cuando aún se recuperaban de las inundaciones del mes de enero, los departamentos del norte de la provincia están nuevamente en alerta por los efectos de copiosas lluvias que azotan la zona desde hace una semana y se intensificaron este miércoles.

La situación más crítica se vivió en Reconquista, donde cayeron 102 milímetros en sólo 30 minutos -entre las 19:00 y las 19:30-, lo que hizo colapsar desagües, cloacas y alcantarillas.

Las calles estuvieron inundadas por varias horas hasta que escurrieron y varios inmuebles se vieron anegados.

Entre ellos, el Correo Argentino, donde el agua brotó por las cañerías y afectó la sala donde se guardan las urnas de votación que se utilizarán en las elecciones Paso del próximo domingo.

Desde Avellaneda y Villa Minetti también reportaron dificultades por las precipitaciones.

Paraje La Hiedra, en distrito Villa Minetti.

Enrique Vallejos, intendente de Reconquista, dijo que lo ocurrido ayer es “algo nunca antes visto”. “En algunos lugares hubo medio metro de agua dentro de los domicilios. Fue algo muy violento, sin precedentes en la ciudad”, afirmó, aunque destacó que “gracias a las obras de desagües realizadas en los últimos años, el agua escurrió y dos horas después ya no teníamos barrios anegados”.

El mandatario precisó que la lluvia continuó durante toda la madrugada, aunque ya sin la virulencia del momento crítico. “En total, en 12 horas cayeron 150 milímetros, pero de esos 150 milímetros 102 fueron en sólo 30 minutos”, insistió Vallejos para remarcar la magnitud que tuvo el fenómeno. Sin embargo, hubo sólo dos familias evacuadas, a raíz del desplome del techo de una precaria vivienda en barrio La Cortada, uno de los sectores más carenciados de la ciudad.

El pronóstico anuncia lluvias hasta el sábado, por lo que la Municipalidad sigue trabajando para abordar la situación hídrica.

Una situación similar ocurrió en Avellaneda, ciudad vecina a Reconquista, que también sufrió el embate de la media hora de precipitación intensa. Gonzalo Braidot, secretario de Gobierno, señaló en entrevista con Anticipos del Día que las calles del casco urbano escurrieron rápidamente, pero en las afueras, en inmediaciones de los desagües que llevan el agua de los campos hacia el arroyo El Rey, hubo viviendas complicadas por el agua. Por ello, hubo varias familias evacuadas preventivamente durante la noche.

El departamento 9 de Julio, otra vez en riesgo
Gabriel Gentile, presidente de Comuna de Villa Minetti, también contó cómo atraviesa su localidad este nuevo fenómeno hídrico. Indicó que en los últimos nueve días cayeron 225 milímetros y que las lluvias más copiosas se dieron el viernes, el lunes y el martes.

“La zona rural está exactamente igual que en enero”, afirmó, haciendo referencia a la dura situación que se vivió a principios de año, cuando numerosas poblaciones quedaron aisladas por la inundación. “La zona urbana, por suerte, está sin agua en este momento. Muchos nos criticaban las defensas que hicimos porque dicen que estéticamente no quedan bien, pero sin las defensas hoy tendríamos media ciudad bajo agua”, destacó el entrevistado.

También informó que por el momento están suspendidas las clases en todas las escuelas de Villa Minetti, “porque como las napas están muy altas los baños no se pueden usar”.

Además, Gentile remarcó que la preocupación aumenta porque están a la expectativa de la llegada de una masa de agua desde Santiago del Estero, donde también estuvo lloviendo copiosamente en los últimos días.

Chente Pantalla LED