Un tiburón persigue a un nadador que no se da cuenta del peligro

Un dron ha captado el escalofriante momento en que un tiburón tigre de arena pasa junto a un banco de peces para lanzarse en persecución de un bañista que nada ajeno a su presencia en la popular playa australiana de Bondi Beach.


Elecciones-ABFM

En el video se puede apreciar cómo el animal se dirige directamente hacia el nadador, aunque, afortunadamente, segundos después, gira de repente y cambia de dirección.

Probabilidad de que te ataque un tiburón

Se estima que la probabilidad de que una persona sea atacada por un tiburón es de una entre 11,5 millones, y que la probabilidad de que una persona muera como consecuencia de éste es de una entre 264,5 millones.

El tiburón es una especie depredadora, especialmente nocturna, cuya actividad se incrementa en las noches sin luna, ya que, aunque se adapta perfectamente a diferentes niveles de luz, se mueve por impulsos electromagnéticos, a través de las ampollas de Lorenzini.​ Sin embargo, no hay que ignorar su orientación a través del olfato y la vista. Aunque la vista y el oído son los sentidos más despreciados en los tiburones, éstos dan información al cerebro sobre su velocidad y su dinamismo.

Picasso

A partir de estos datos se producen comentarios sobre su comportamiento hostil. De todos modos, el tiburón, especialmente el tiburón blanco, ha tenido suficientes casos para convertirse en los grandes animales peligrosos y a convertirlo en un enemigo casi indestructible.

A pesar de la relativa poca frecuencia de este tipo de ataques, el miedo a los escualos es un fenómeno bastante extendido, en parte gracias a la histeria colectiva que suele acompañar a este tipo de sucesos y a la existencia de exitosas películas de ficción como Tiburón.​ Muchos expertos en este tipo de predadores consideran que el peligro que éstos representan ha sido magnificado. A su vez, Peter Benchley, escritor de la novela Jaws, en la cual se basaba la popular película de Steven Spielberg, intentó disipar el mito de los tiburones como devoradores de seres humanos en sus últimos años de vida.