Connect with us

Curiosidades

¿Son “hijos de ángeles caídos?: hallan restos humanos de 11 metros

Chente Pizarro

Así, en el conjunto de libros canónicos, los nefilim o nephilim, según el Génesis, son los descendientes de los llamados “hijos de Dios” y las “hijas de los hombres”, que vivían en la Tierra antes del diluvio universal

Muchas son las situaciones paranormales que se viven día a día y nos unen a todos, a pesar de nuestras creencias religiosas. Hay una situación en particular que se encuentra mencionada en la Biblia que diversas religiones nunca desmintieron ni negaron. Se trata de los famosos y misteriosos Nefilim, mejor conocidos por estudiosos del tema como los hijos de los ángeles caídos. Así, en el conjunto de libros canónicos, los nefilim o nephilim, según el Génesis, son los descendientes de los llamados “hijos de Dios” y las “hijas de los hombres”, que vivían en la Tierra antes del diluvio universal.

Estos seres sobrenaturales son nombrados también en otros escritos religiosos, como por ejemplo los judíos y cristianos ancestrales, en los cuales se mencionan que vendrían a ser un pueblo de gigantes surgidos por el deseo de algunos ángeles que se rebelaron y llegaron a nuestro planeta para tener relaciones sexuales con aquellas mujeres que habían nacido aquí.

Sus orígenes

El término hebreo Nefilim no implica tanto la idea de una gran estatura, como la de un carácter feroz, audaz, impío y temerario. Ahora bien, algunas traducciones bíblicas referencian a los seres desconocidos como “los poderosos”.

En tanto, hay quienes descartan la tesis de que sean (o hayan sido) una raza que se gestó a partir del fruto de relaciones sexuales entre mujeres y ángeles, como pasa en el ámbito judío y cristiano, que se basan en que los ángeles son descriptos en la Biblia como “espíritus”, por lo que no poseen capacidad de reproducción (al no ser de carácter corpóreo).

Como contracara a esta teoría, la Biblia hebrea refiere casos en los cuales dichos ángeles se materializaron en algunas oportunidades (determinadas) y hasta realizaron funciones biológicas corporales, al comer y beber con (o junto a) los seres humanos, lo que se encuentra relatado en el Génesis 18,8.

Muchas son las preguntas que se nos pasan por la cabeza respecto del tema: ¿Por qué habrían hecho los ángeles (o demonios) tal cosa?; ¿realmente eran ángeles?; ¿fueron creados para realizar tal acto?; ¿pudieron ser seres de otros mundos que se entremezclaron con el género femenino de la raza humana?




Sin respuestas

En el conjunto de libros sagrados no se encuentra ninguna respuesta a todas estas preguntas, pero, teniendo en cuenta que los ángeles caídos, o también conocidos como demonios, resultan ser seres malvados y sibilinos, una de las tantas explicaciones a tanta incertidumbre podría ser que vinieron a la Tierra (sin aclarar el origen) para contaminar la sangre humana y así evitar la posterior encarnación de Jesucristo.

Como bien se marca en los textos de la Biblia, Dios había prometido que el Mesías nacería del linaje de Eva, quien fue la responsable de herir a la serpiente en la cabeza. Por eso mismo, desde una mirada religiosa del catolicismo, la respuesta a estas preguntas podría estar en que los demonios intentaron impedir la predicción, haciendo imposible que un día naciera un Mesías sin pecado original.

Claro que esto no es la única opción. También existen quienes sostienen que los Nefilim eran simplemente hombres nacidos en la Tierra cuya condición particular era ser malvados, como fue el caso de Caín con su hermano Abel. Sostienen que podrían ser los descendientes de Caín quienes vagaron por el planeta, hasta algunos de ellos fueron aniquilados en el diluvio universal, para la cual Noé debió crear un arca especial.
Pero las hipótesis no concluyen ahí. Hay quienes afirman que los Nefilim podrían ser descendientes de Set, e incluso también, existen versiones que los relacionan con la posibilidad de que resultaran ser extraterrestres, ya que, según defienden numerosos ufólogos, son fruto de una hipotética intervención de seres venidos de otros mundo que llegaron a la Tierra en la Antigüedad. Investigadores como el suizo Eric von Däniken lo sostienen con numerosas obras. En consecuencia, esta hipótesis se basa en que el término “Nephila” o “Nefila” era empleado por los arameos, uno de los pueblos más antiguos (y a la vez avanzados) para referirse a la constelación de Orión. Por tanto, los Nefilim procederían de dicha constelación.


Los esqueletos

En los últimos años se dieron sorprendentes descubrimientos que indicarían que los esqueletos encontrados podrían remontarse a las historias de los Nefilim. Cada vez hay más evidencia históricas haciendo que las antiguas escrituras día a día retomen vida. A finales de los años 50 en las tierras del sur oriental de Turquía se encontraron restos humanos de cinco metros aproximadamente. Fue precisamente en el valle del río Éufrates, durante la construcción de un camino.

El investigador suizo, Erich Von Däniken, abona en su libro la teoría de «dioses» extraterrestres.

No fueron los únicos. A lo largo de los años, en ese mismo territorio fueron desenterradas muchas tumbas que contenían gigantes sorprendentes y con los mismos aspectos físicos que un humano. Esa zona, siempre caliente desde la misma creación de la humanidad, no es extraña a este tipo de hallazgos. Cuanto más nos remontemos al pasado, más son los metros que sorprenden de los esqueletos descubiertos. Así, en el periodo del 200-600 a.C existieron dos hallazgos que marcaron la historia de los Nefilim y la certificaron. Los cartagineses hallaron dos restos humanos independientes de 11 metros. ¿Probablemente los gigantes annunaki?. Medidas que sorprenden hoy al ser humano medio. Aunque estos son (o parecen) ser otros tiempos. Los gigantes vivieron en la antigüedad.

GIF La Lucila
GIF MSC
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *