Se desfondó el féretro que le entregó el municipio para enterrar a su padre

La mujer sin recursos económicos recibió un cajón por parte de Asoem para sepultar a su padre. El féretro era endeble y para una persona de 300 kg. Cuando lo iban a depositar en tierra se le salió la tapa y el cadáver se cubrió de tierra.


El hombre de 72 falleció el martes (día del paro municipal) y la familia, de escasos recursos pidió asistencia al municipio ya que no cuentan con los recursos económicos para adquirir el cajón.

Al cabo de dos días, el jueves, Asoem les proporcionó un féretro ( especie de cajón vaca como lo llaman) con capacidad para una persona obesa de hasta unos 300 kg.

“En el cajón entrábamos toda la familia. Mi papá pesaba 70 kilos y medía 1,60 metros. Prácticamente era un cajón de manzana”, relató María, hija del hombre fallecido.

La mujer contó que les dijeron que no había más para el tamaño de su padre. A ella le habían advertido que si el cuerpo se movía mucho comenzaba a despedir líquido y se podía de desfondar.

Cuando lo estábamos enterrando se rompió la tapa y el cuerpo de mi papá quedó cubierto de tierra. Ahora si queremos retirar el cuerpo para cremarlo no podemos”.

El cuerpo estaba en el depósito de un sanatorio privado. Los representantes del centro de salud  denunciaron a la familia del hombre fallecido  por abandono de persona.

“Nos llegó una notificación advirtiendonos que si no retirábamos el cuerpo nos correspondían 10 días de arresto”.