Noticias de San Cristóbal Santa Fe

Primero las armas, ahora las motos: polémica en puerta por otra compra en Seguridad

El Tribunal de Cuentas estudia el pliego para la compra de motos para la Policía, que advierten que podría «estar encauzada hacia un modelo especial» que produce una firma de Venado Tuerto.

Pablo Bonacina

Nuevamente, una licitación del Ministerio de Seguridad provincial está destinada a generar polémica. Luego de que la Justicia detuviera una compra de armas, ahora la lupa se posa sobre la adquisición de 260 motocicletas para la Policía, una gestión que involucró un presupuesto de 370 millones de pesos y presentó cambios respecto a las modalidades de contratación que venían operando con anterioridad. Entre ellas, la inclusión de especificaciones técnicas «que encauzan todo a un modelo en especial», según reveló una fuente que sigue el caso.

Las dudas se centran en la Licitación Pública 62/2020, iniciada formalmente el 15 de julio de 2020 y cuya apertura de sobres tuvo lugar el pasado 29 de diciembre, cuando se conoció la propuesta de Corven Motos Argentina SA -fabricante de vehículos con sede en Venado Tuerto-.

El 5 de febrero de este año, la comisión de Preadjudicaciones del departamento Logística de la Policía indicó que la firma “cumplía con todo lo requerido en el pliego” y al costo “lo consideran razonable y acorde a los valores de mercado”. Más allá de ese aval técnico, el expediente llamó la atención del Tribunal de Cuentas (órgano de contralor del Poder Ejecutivo), que lo tiene en análisis desde el lunes.

Bajo la lupa

Marcelo González

Según surge del pliego de bases y condiciones, la gestión se organizó en cuatro ítems:

  • 105 motocicletas para patrullaje (entre 245 y 300 cc) –tipo enduro– equipada con cascos.
  • 105 motocicleta para patrullaje (300 cc) -equipada con cascos.
  • 28 motocicletas para patrullaje (entre 600 y 670 cc) -equipada con equipo VHF y cascos.
  • 22 motocicletas para patrullaje (entre 600 y 670 cc) -equipada con cascos.

De las cuatro categorías, la primera es la que se corresponde con los vehículos usados para el patrullaje de la Policía en los centros urbanos. Tradicionalmente, el modelo adquirido fue la Honda Tornado, un producto que a lo largo de los últimos diez años fue provisto por diferentes empresas. En el siguiente cuadro se observan las seis gestiones administrativas realizadas por el gobierno santafesino al respecto:

Tal como se expone, en cada una de las gestiones siempre hubo al menos dos oferentes que participaron de la compulsa. En cambio, en la que realizó la actual conducción del Ministerio de Seguridad hubo uno solo. Fuentes que siguen el expediente explicaron que ello se debió a cambios en las especificaciones técnicas, principalmente dos: se pasó de exigir un motor refrigerado por aire a uno con refrigeración líquida y se incluyó un máximo de potencia (“30 cv hasta 10.000 rpm”, según consta en el pliego).

Comuna de La Lucila
Cañonero
Deja un comentario
X