Conectate con nosotros

Cine

Peaky Blinders: descubrí por qué esta serie inglesa es un fenómeno

GIF Senador Felipe Michlig

Llega la quinta temporada de Peaky Blinders y te contamos por qué deberías darle una chance a la creación de Steven Knight.

Hoy es día de celebración para los fanáticos de la serie de la BBC Peaky Blinders, porque Netflix acaba de subir la quinta la quinta temporada completa al catálogo, ideal para maratonear en el fin de semana gris que tenemos por delante.

La serie, creada por Steven Knight, debutó en 2013 con buenas críticas pero con un éxito moderado. Sin embargo, con el correr de los años y el inconmensurable valor del viejo y querido boca en boca, la audiencia comenzó a subir exponencialmente y le dio el empuje necesario para que Netflix se hiciera con los derechos y la pusiera en cada pantalla del planeta (o más o menos). Eso generó una nueva marea de seguidores y, si algo tiene Peaky Blinders, es que genera un nivel de fidelización extraordinario: los fanáticos son evangelistas que la recomiendan sin dudarlo un segundo.

Si todavía no le diste una chance en un par de párrafos te contamos por qué deberías hacerlo ahora que está disponible completa.

Basado en hechos reales

El nombre Peaky Blinders suena tan extraño que resulta uno de esos casos en los que la realidad supera a la ficción. La historia de Shelby y su pandilla está inspirada en la de los Peaky Blinders, una banda criminal que nació y creció en la Birmingham de comienzos del siglo pasado, en medio de la recuperación Europea tras la Primera Guerra Mundial. La primera temporada se desarrolla durante entre 1919 y 1920 y las siguientes algunos años después, repasando la expansión de la banda de una pequeña sección de la ciudad inglesa al resto de Inglaterra y Europa, y sus encontronazos con la IRA, el partido comunista, policías y políticos corruptos y bandas rivales de Londres, Italia y Nueva York.

Steven Knight, creador y guionista de todas las temporadas, creció en Birmingham y ha dicho varias veces que la historia está basada en las memorias de su familia, en particular en las de su padre, de cuando tenía nueve o diez años. Si bien es complicado narrar el paso de varios años en pocas temporadas, los guiones de Knight son casi novelescos y construyen una historia de crecimiento impecable que recuerda de alguna manera al estilo de Downton Abbey.

El elenco y los personajes

La interpretación de Cillian Murphy (Inception, Dunkirk) como el líder de la banda Tommy Shelby está entre las mejores de su carrera, y el elenco que lo acompaña, tanto los actores de renombre como los nuevos talentos, es extraordinario. En la serie participan o han pasado nombres como Sam Neill, Helen McCrory, Noah Taylor, Paddy Considine y, por supuesto, Tom Hardy como el mafioso Alfie Solomon.

Como toda serie de época, Peaky Blinders no tiene reparos en mostrar el sexo y la violencia extrema propia del escenario, pero sin resultar gratuita o injustificada —algo de lo que Game of Thrones podría haber aprendido un poco-. Donde sí coincide con la épica fantástica de HBO es en la representación de figuras femeninas de poder: la tía Polly (McCrory) es tan dura como el propio Shelby, y la acompaña un elenco de mujeres que escapan a la bidimensionalidad típica de las historias de gangsters.

La música y los valores de producción

Aunque está ambientada en 1920, la serie combina una estética oscura e industrial con música moderna (que incluye artistas como David Bowie, Jack White, The Artic Monkeys, Tom Waits y mucho más) que no desentona por su uso poco convencional. Peaky Blinders está en las antípodas del “We will rock you” de Corazón de Caballero (“A Knight’s Heart”, 2001) y su estilo particular genera una retroalimentación cultural constante. Además, como toda serie de la BBC, la serie cuenta con altísimos valores de producción (con episodios que llegan a costar hasta 1,5 millones de libras)  propio de cadenas como AMC o HBO. 

Pero el presupuesto no lo es todo, y por fortuna el talento no se encuentra únicamente delante de cámara. Los magníficos escenarios se engrandecen con el ocasional y sutil uso de imágenes generadas por computadora, que junto a una estética elegante y un brillante trabajo de fotografía le dan vida a la Inglaterra de comienzos de siglo pasado. Además, que las temporadas completas sean dirigidas por un único director (entre los que se encuentran gigantes como Colm McCarthy y Tom Harper) garantizan una coherencia visual y narrativa que le otorga todavía más credibilidad a la serie. 

GIF Aguara
Haga clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *