Murió un futbolista tras ser devorado por tiburones

El deportista paseaba con amigos cuando se cayó de un acantilado y fue atacado por los animales.

Una tragedia invade al mundo del fútbol. Eric Birighitti, integrante del equipo neoyorquino Hastings Broncos, murió devorado por tiburones blancos después de caerse de un acantilado.

El futbolista de 21 años estaba paseando junto a sus amigos por una zona rocosa de la playa «Twilight Beach» cuando de repente se resbaló y cayó. Los amigos del joven hicieron todo lo posible por rescatarlo, pero fue en vano.

Cinco días después, los servicios de emergencia encontraron el cuerpo del joven, mutilado por las mordidas de los tiburones blancos. El estado del cadáver era tan irreconocible que los expertos tuvieron que realizar una prueba de ADN para verificar su identidad.

«Mi hermana y mi padre vieron a los tiburones atacando el cuerpo y dijeron que eran bastante grandes», declaró una testigo a la cadena 9 News Perth.

Imágenes aéreas de «Twilight Beach», la playa australiana en donde veraneaba el futbolista. (Foto Google maps)

«Eric jugó durante la temporada 2016-2017 en los Hastings Broncos y ganó un premio nacional con el equipo. Lo echaremos de menos. Nuestros pensamientos están con su familia durante estos difíciles momentos», informó el equipo a través de su cuenta de Twitter.

Fuente TN Noticias

Lo Más Leído

espectaculos

CINE & TECNOLOGÍA

ÚLTIMAS NOTICIAS