Anuncios
Solo en www.sancristobalinfo.com

Los dos le pegaban: Prisión preventiva indeterminada para Flores y Lugo por golpear salvajemente a Juancito que sigue grave

La fiscal Favia Burella, en la audiencia de medidas cautelares, que se realizó este lunes en San Cristóbal solicitó la prisión preventiva indeterminada para Ludmila Flores y Leandro Lugo, mamá de Juan Ismael Rios y su concubino. Ambos fueron detenidos el pasado viernes e imputados el sábado. Prisión preventiva de la pareja detenida se da en el marco de la investigación por la tentativa de homicidio de un niño de menos de años.

Lea También San Cristóbal: Imputaron por tentativa de homicidio a la madre y al padrastro del niño golpeado

Coautoría

Los dos detenidos fueron imputados por Burella el sábado en una audiencia realizada en San Cristóbal en la que el juez de la Investigación Penal Preparatoria (IPP) fue Hugo Tallarico. La fiscal les atribuyó la coautoría del delito de tentativa de homicidio. Además, para la mujer, la atribución fue agravada por el vínculo, en tanto es la madre del niño.

En la audiencia del sábado, la imputada declaró e intentó desvincularse del hecho y atribuírselo a su pareja. Dijo que el hombre había agredido al menor en al menos cuatro oportunidades. Sin embargo, en la investigación de la fiscal hay testimonios que acreditan que la mujer también agredía al niño.

Lea También Hersilia: Quedo detenida la Madre del niño de 2 años que fuera salvajemente golpeado

Los hechos

Durante la tarde del jueves 18 de mayo, el niño fue víctima de una feroz golpiza. Ocurrió dentro de la casa que habitaban en el establecimiento conocido como “El Matrero” ubicado en una zona rural en jurisdicción de la localidad de Hersilia (departamento San Cristóbal)

juancito rios
Juancito Ríos sigue grave internado en Santa Fe.

A raíz de la agresión, el niño fue trasladado en estado de inconsciencia al Samco de la ciudad de Ceres. Debido a la gravedad de las lesiones, los profesionales debieron ordenar su derivación al hospital de Niños Orlando Alassia de la ciudad de Santa Fe, donde permanece internado en terapia intensiva.

De acuerdo a los informes médicos, el menor evidenciaba traumatismos en diversas partes del cuerpo; cefalohematoma frontal derecho; edema cerebral; hematoma epidural parietal izquierdo y contusión pulmonar.

De la investigación realizada por la fiscal se desprende que el niño venía siendo golpeado cotidianamente por la mujer y su pareja. Las agresiones eran conjuntas e individuales, aprovechando la situación de indefensión del niño, no sólo por su condición de infante sino por la ausencia de terceros que podrían haber intervenido en su defensa. De hecho, la repetición en el tiempo de la acción lesiva de los dos detenidos contribuyó –conjuntamente con la omisión de atención médica– a conformar un cuadro de riesgo de vida para el niño.

Se incriminan entre ellos

Ambos imputados hicieron uso de la posibilidad de declarar. Primeramente lo hizo Ludmila Flores, la mamá del niño Juan Ismael, quién el sábado en la audiencia imputativa sindicó a Leandro Lugo como el responsable de los golpes y lesiones sobre el cuerpo de Juan.

“Por lo menos 4 veces vi que le haya pegado, pero nunca denuncié por me amenazaba” dijo en su momento Ludmila, quién además indicó que “en otras ocasiones amenazaba con un cuchillo”. En relación a la tarde del jueves 18, día en el cual Juan Ismael termina internado, Ludmila dijo que “cuando volví de bañarme me encontré con que mi hijo estaba mal, estaba grave, producto de la golpiza que le había dado él (por Lenadro)”, expresó, palabras más, palabras menos, la imputada, quién por intermedio de su abogado defensor, el Dr. Adrián Rocca, el lunes confirmó que el niño nunca se cayó de su silla de comer o en el baño, como había dicho en primer término.

Este lunes, en la Audiencia de Medida Cautelar, quién prestó declaración fue Leandro Lugo, quién dijo haberle pegado (a Juan) algunos “chirlitos”, pero sobre el pañal, en alguna ocasión. “Es cierto que a veces le pegue, pero nunca con brutalidad, y en esta ocasión no fui yo quién lo hizo, fue ella (por Ludmila). Cuando llegué el jueves a la mañana, la vi con el cinto en la mano le pregunté si le había pegado al nene, y me dijo que sí, que “había cobrado” toda la mañana porque estaba molesto, inquieto, y me dijo que no me meta, que no era nada de él (por Juan Ismael). En la continuidad del relato, Leandro Lugo expresó que “cuando volví a la tardecita, después de bañarnos, fuimos a la pieza y vimos que Juan estaba agonizando, por eso lo cargamos en brazos y le pedimos a mi tío que nos lleve al hospital”.

Pruebas y más pruebas

A los resultados médicos, donde los facultativos diagnosticaron distintos hematomas, contusiones, edemas, golpes en las zonas lumbares, sacra, extremidades inferiores y superiores, parietales, con algunos órganos dañados, por el cual el niño tuvo (y tiene) cuidado intensivo con asistencia respiratoria y la zona del cuello inmovilizada, se le suman algunos puntos a destacar de los resultados del trabajo de la policía científica, como por ejemplo que se encontraron rastros de sangre a unos metros de dónde dormía el niño Juan Ismael y, si bien fueron sometidos a hisopado y aún no están los resultados, ninguno de los dos imputados negó que esta sangre sea del bebé.

A los fines de seguir investigando, la Fiscal Burella buscará nuevos testimonios, como así también pedirá Cámara Gesell para dos niñas de 6 y 8 años, sobrinas de Lugo, que ese día estuvieron bajo la custodia y cuidado de Ludmila Flores, quienes en un principio dijeron que esa tarde jugaron y bailaron con el niño Juan.

Fuente: El Departamental

Anuncios
También podría gustarte
Comentarios