Anuncios
Solo en www.sancristobalinfo.com

Lo violaron, lo golpearon hasta matarlo y lo tiraron en una fosa

La mamá de Claudio Ayuso (18) se despidió de su hijo el viernes por la noche tras compartir una cena en la casa de unos conocidos: el chico se iba a juntar con unos amigos. Fue lo último que la mujer supo de él hasta ayer, cuando desde la Fiscalía de Dolores donde había radicado la denuncia ante su desaparición, la llamaron y le comunicaron la peor noticia: había sido asesinado brutalmente.

Según el informe de la autopsia, a Ayuso lo violaron y lo mataron a golpes entre la madrugada del sábado y el domingo. Luego, lo desecharon en una fosa de un metro por un metros y 50 centímetros de profundidad que está en la vereda de lo que fue el frigorífico Casasa, hoy un predio abandonado situado en la calle Cerrito, entre Marconi y Avellaneda de Dolores.

Lo violaron, lo golpearon hasta matarlo y lo tiraron en una fosa
Horror en Dolores. El lugar donde hallaron el cuerpo del joven asesinado.

 

Por el caso están detenidos dos jóvenes de 18 y 21 años, quienes fueron los últimos que lo vieron con vida y que cayeron por varias contradicciones en su relato cuando declararon en la causa, que se originó como una averiguación de paradero el domingo a la tarde, según indicaron las fuentes del caso a Clarín. Ahora el caso está caratulado como “abuso sexual con acceso carnal agravado” y “homicidio criminis causa”.

La historia del triste final de Ayuso comenzó a escribirse el viernes pasado a la noche luego de que junto a su mamá abandonaran la vivienda de unos conocidos donde habían ido a cenar. El chico se despidió de su madre y se fue con el hijo del matrimonio dueño de casa. “Le pidió que lo llevara a ver a un amigo, lo dejó en el lugar indicado y siguió”, explicaron las fuentes.

La madre no tuvo novedades de Ayuso el sábado y tampoco el domingo, por lo que a la tarde decidió ir hasta la comisaría a denunciar su desaparición. Ante esto, los investigadores comenzaron a reconstruir los últimos pasos del joven y a tomar testimonio a las personas que habían estado con él.

“Estos dos jóvenes, que ahora están detenidos, se contradecían. Uno decía que lo había visto irse por un lado, el otro en una dirección diferente y entonces se fue hasta el lugar y se comenzó un rastrillaje”, contaron las fuentes.

Y así descubrieron el cuerpo desnudo y mojado de Ayuso, que apenas llevaba puestas las medias, descartado en una fosa utilizada para arrojar desechos del frigorífico y, a simple vista, presentaba golpes en la cara y el tórax.

En tanto, el resto de las prendas de vestir de la víctima fueron encontradas esparcidas a unos metros de la fosa y secuestradas por los peritos que acudieron al lugar, quienes se llevaron de allí otras evidencias para analizar, entre ellas un cable, un pelo y una colilla de cigarrillo.

Según el informe preliminar de la autopsia, la causa de la muerte fue una hemorragia intracraneana, producida por un traumatismo grave, y fractura de cara y cráneo. También presentaba signos de violación y se estima que el crimen se produjo unas 36 horas antes del hallazgo: “Entre la madrugada del sábado y el domingo”, especificaron.

Lo violaron, lo golpearon hasta matarlo y lo tiraron en una fosa
Horror en Dolores. El lugar donde hallaron el cuerpo del joven asesinado.

 

Por lo que que pudieron reconstruir los investigadores, Ayuso estuvo bebiendo con unos conocidos, luego habrían ido a una plaza y desde ahí se habría quedado, al menos, junto a los dos sospechosos que ahora están detenidos por el crimen.

La causa es investigada por el UFI N°1 de Dolores, a cargo de María Verónica Raggio.

Anuncios
También podría gustarte
Comentarios