Lifschitz inauguró la pavimentación de la Ruta Provincial N° 61, tramo San Justo-Soledad

“Las obras viales tienen un enorme impacto en la vida de las comunidades, porque conectan y son el punto de unión de los pueblos; y también en la producción y el trabajo, porque permiten el desarrollo de las regiones», destacó el gobernador.


El gobernador Miguel Lifschitz inauguró, este miércoles, la pavimentación de un tramo de la Ruta Provincial Nº 61, entre las localidades de San Justo y Soledad.

“Las obras viales tienen un enorme impacto en la vida de las comunidades, porque conectan y son el punto de unión de los pueblos; y también en la producción y el trabajo, porque permiten el desarrollo de las regiones», destacó Lifschitz.

Con una inversión de $ 974.673.961, se pavimentaron 39 kilómetros en esta arteria transversal que recorre dos departamentos del centro provincial: San Justo y San Cristóbal. El camino cuenta con un ancho de 7,30 metros de pavimento de concreto asfáltico y nuevas alcantarillas transversales y laterales. Además, el proyecto contempló la realización de trabajos complementarios como la pavimentación de la calle 9 de Julio, en San Justo, y la colocación de columnas de iluminación en la zona urbana, cordón cuneta y desagües entubados, entre otras.

«Se calcula que un país desarrollado debe invertir por lo menos 5% de su Producto Bruto Interno (PBI) todos los años en infraestructura; imagínense que Argentina no llega al 1%. Nosotros tomamos la decisión de revertir esta decisión en la provincia de Santa Fe. Volver a poner a la obra pública y a la inversión del Estado en el primer lugar de la prioridad del gobierno», señaló el gobernador.

«Dijimos que íbamos a multiplicar por tres el presupuesto de Vialidad Provincial, y no sólo lo multiplicamos por tres. Hoy tenemos un presupuesto cinco veces mayor al que tenía en las décadas anteriores».

«La obra y la inversión pública han sido el eje de nuestra gestión, cuando terminemos estos cuatro años habremos invertido más de 80 mil millones de pesos en los 19 departamentos; con un criterio estratégico, porque la distribución no fue caprichosa, tuvo que ver con una visión estratégica de la provincia, y el objetivo de promover el desarrollo del norte santafesino».

«Este es el sentido de haber priorizado este proyecto y haberlo sostenido, a pesar de las dificultades de la economía nacional que obviamente nos impactan, pero no quisimos perder el objetivo de garantizar que el programa de obras públicas que habíamos proyectado pudiera concretarse».

«Un gran obra que está pendiente es la pavimentación de la ruta 39, desde el río Salado hasta la ruta 2. Estamos terminando ese pliego de licitación. Es una obra de similar magnitud, quizás un poco más y la vamos a estar licitando en los próximos 60 días», adelantó.

«La virtud que tienen estos proyectos es que no solamente los vamos a disfrutar nosotros, sino que dentro de 50 años, esta ruta seguirá cumpliendo con su tarea y la seguirán aprovechando los jóvenes, trabajadores y empresarios de ese momento».

«Esto es pensar en el futuro y construir futuro desde el presente, es hacer las cosas hoy que necesitamos hacer para que dentro de unas décadas tengamos la provincia que soñamos, una provincia moderna, con economía competitiva, que genere actividad económica y empleo, con una juventud que se quede en sus lugares de origen y tengan allí las mejores oportunidades», concluyó Lifschitz.

OBRA ESPERADA
Luego, el administrador general de la dirección provincial de Vialidad (DPV), Pablo Seghezzo, indicó «fue en el año 40 cuando por primera vez se anunció que se iba a hacer esta obra».

«Que un gobernador tome la decisión de realizar una obra, se hagan todos los estudios técnicos y proyectos para ejecutarla, se llame a licitación, se adjudique, se firme el contrato, se construya y se inaugure dentro de la misma gestión; es algo a lo que nuestro gobernador, Miguel Lifschitz, ya nos tiene acostumbrados».

«Esta es la obra de pavimentación más grande que hemos hecho en esta gestión, son casi 40 kilómetros, hechos de primera calidad, un ancho de calzada de 3,65 metros, con banquinas de 3 metros, y con la señalización horizontal y vertical correspondiente, con más de 12 kilómetros de barandas en las zonas de los bajos».

«En Santa Fe tenemos inauguraciones viales, prácticamente, toda las semanas gracias al Plan de obras viales más importante que tuvo la provincia en los últimos 50 años».

A su turno, el senador por el departamento San Justo, Rodrigo Borla, señaló que se trató de «un día histórico porque se van a comunicar dos localidades de dos departamentos, es muy importante porque tiene que ver con la comunicación, con la parte productiva, con la educación, con las emergencias».

«Quiero destacar la presencia del gobierno provincial; en estos tiempos de campaña en los que todo el mundo habla, Santa Fe está mostrando», finalizó el senador.

Por su parte, el senador por el departamento San Cristóbal, Felipe Michlig, destacó que “esta es una obra soñada que estábamos esperando desde hace más de 50 años. Cuando la propusimos había mucho escepticismo, pero logramos concretarla porque hay un gobierno provincial progresista, que piensa en la gente y que trabaja para todos los santafesinos, para que en el norte tengamos más oportunidades y para que los docentes, productores y vecinos, puedan tener mejor conectividad e integrarse”.

Por su parte, el intendente de San Justo, Nicolás Cuesta, aseguró que «emocionarse con hechos sociales o con hechos que tienen que ver con la transformación de la vida cotidiana de las personas nos pasa, y con las obras uno se pone feliz por el impacto que tienen».

«Es una obra muy importante, la más importante, para los departamentos San Justo y San Cristóbal, esto es producto del trabajo conjunto porque esto es la coincidencia de dos departamentos, dos senadores que se ponen de acuerdo y la decisión del gobernador y de su equipo», concluyó.

En tanto, el presidente comunal de Soledad, Rolando Ortíz, agradeció al gobernador «por todo lo que ha hecho por esta zona; y por esta ruta, que muchos esperaron por tanto años; y a todos los que han podido hacer posible esta obra».

Por último, Lírica Franchino de Fenoglio, habitante de Soledad, de 87 años de edad, dijo que “siempre pensaba cómo van a poder arreglar esto que está tan feo, porque cuando las condiciones climáticas no acompañaban era imposible transitar por acá. Así que estoy feliz y agradecida al gobernador Miguel Lifschitz por esta obra que, para mí, es un regalo de la vida”.

PRESENTES
Del acto participaron también el ministro de Infraestructura y Transporte, José Garibay; el secretario de Estado del Hábitat, Diego Leone; y el diputado provincial Edgardo Martino.

También estuvieron presentes el coordinador de la Región 3 (Nodo Santa Fe), Claudio Stadler; y el presidente del Concejo Municipal de San Justo, Matías Borla, junto con demás autoridades provinciales, municipales y comunales y representantes de organizaciones intermedias y fuerzas vivas de la región.