Investigan si un médico atendió borracho en un sanatorio

La Policía analiza lo sucedido en la guardia de un nosocomio de Santa Fe. El hecho tomó trascendencia tras la denuncia y el video del familiar de una paciente. Buscan al profesional que está prófugo.


En la mañana de hoy se conoció la noticia de una situación compleja dentro del Sanatorio Mayo de la ciudad de Santa Fe. Al parecer y según investiga la Policía local, un médico de ese efector, habría atendido a una paciente en total estado de ebriedad, según relatan los familiares y por estos momentos se investiga el caso.

El hecho tomó repercusión tras la denuncia del hijo de la paciente que, además filmó un video que posteó en las redes sociales y circula en internet.

En el relato del joven en las redes sociales se puede leer que en la mañana de su madre fue atendida en el sanatorio donde estaba acompañada por sus familiares. Tras ingresar a la zona de guardia y, posteriormente, ser derivada al segundo piso, los familiares de la paciente empiezan a notar que el médico que estaba a cargo del chequeo estaría en un estado de ebriedad notorio por lo que deciden filmar un video para poder mostrar lo sucedido.

Video de lo sucedido

Una mujer fue ingresada a terapia intensiva tras convulsionar en un sanatorio privado de Santa Fe. Según el hijo, el profesional a cargo de terapia intensiva llegó ebrio al lugar. La paciente murió y el médico fue detenido.

También se pudo saber que el hijo de la paciente y el profesional se tomaron a golpes y ese fue el hecho que hizo que la policía se presente en el lugar. El médico fue identificado y las iniciales de su nombre son F.A y por estos momentos es buscado por la Policía ya que no se encuentra en su domicilio ni en otros lugares donde trabaja.

El hecho

Según relató Juan, el hijo de la víctima a los micrófonos de LT10, la situación se dio cuando la mujer llegó a la guardia sólo por un chequeo de rutina.

«Mi madre estaba bien y llegó al sanatorio sólo para medirse la presión y nivelarla. Estaba muy bien mi madre. Los profesinales de este lugar son testigos que estaba lúcida y estaba bien. Mi madre estaba en el sanatorio hace una semana. Cuando llegamos al segundo piso por los controles le ponen una inyección endovenosa y ahí es cuando comienzan los problemas. En primer lugar notamos que empezó a estar mal de golpe y luego empezó a convulsionar. Cuando llegó el médico empezó a hablar y decía cualquier cosa. Era como que deliraba. Además estaba completamente desalineado. Es ahí cuando empiezo a filmar para tratar de que quede alguna prueba de lo que estaba pasando».

Fuente: LT10.

Picasso