Conectate con nosotros

Viral

Fue presidente de mesa pero lo discriminaron por su ropa: la historia de Brian

Publicada

el

GIF Exclusive

Trabajó como presidente de mesa, aunque fue víctima de discriminación y burlas en redes sociales.

Brian Gallo fue elegido como presidente de mesa en la escuela N° 63, situada en la ciudad de Moreno. Durante 14 horas estuvo sentado atendiendo a todos aquellos y aquellas que se acercaran a votar. Sin embargo, cuando llegó a su casa, se encontró con una imagen suya que estaba recorriendo las redes sociales, bajo la frase «Dame el DNI y el celu también…».

El hecho ocurrió durante las elecciones del 27 de octubre, en la cual se elegía presidente, vicepresidente, como también diputados y senadores, gobernadores, jefe de Gobierno porteño e intendentes. Brian estaba esperando este momento con ansias, ya que militaba para el partido político Movimiento Evita que finalmente fue ganador. Sin embargo, tras la discriminación que sufrió, decidió quedarse en su casa.

«Cuando se enteró se puso muy triste, no quiso ir a festejar», confiesa su prima, Oriana, en diálogo con Filo.News. «Con mí familia nos súper enojamos ya que lo estaban acusando de todo como si fuera cierto, las personas lo juzgaban y  son personas que no lo conocen, porque si lo conocieran sabrían que el no es de la manera que lo catalogaban», agrega.

Oriana fue una de las que, tras el hecho, realizó un posteo en su cuenta de Facebook en defensa de su primo. «Lo único que puedo decir es que me dan vergüenza como sociedad. Mí primo estuvo atendiendo a la gente con respeto y educación», explica, y agrega: «Estigmatizan a una persona que se viste deportivo , que usa una visera. Igual te puedo asegurar que lxs que tienen corbata y traje te están robando todo, no un pibe de barrio».

Brian tiene 23 años, y vivió toda su vida en Moreno. Trabaja de lunes a viernes en una cooperativa a cargo de sanear arroyos. Forma parte del grupo de jóvenes de Casa Pueblo y es voluntario en el Club de Fútbol Casa 2000, donde se brindan prácticas deportivas y servicio alimentario para cientos de niños y niñas del barrio. Está de novio hace algún tiempo, y tiene un hijo de tres años.

«En el post puse que me daban vergüenza porque fue lo primero que sentí, vergüenza por esa gente», confiesa la joven en diálogo con este medio. Por usar visera y ropa deportiva, el posteo en el que se burlaban de él tuvo más de 67 mil compartidos, dos mil likes y 59 comentarios. ¿Por qué difundir eso?

Brian junto a su hijo en la primera foto | Fotos: Facebook Verónica Sagitario

«Las personas publicaban la excusa fue que era con ‘humor’ o solo un ‘meme’ pero siento que no fue así, con humor es cuando nos reímos ambos no cuando vos te reís del otro , o lo haces sentir mal y viralizas una foto para que todos se burlen», revela la joven.

Luego, añade: «Yo siento que se estigmatiza a la gente por el solo hecho de vivir en una zona muy vulnerable, se cree que porque vivimos en un barrio el cual está muy abandonado por el gobierno y nadie se hace cargo de nada todos salimos a robar, pero no es así  acá vive gente laburante».

Otra de las personas que se manifestó en contra de la publicación fue la mamá de Brian, Verónica, quien en su cuenta de Facebook escribió: «Mi negro hoy estuvo cumpliendo con su obligación cívica y moral atendiendo a gente que no conocía, pero siempre muy amable y con respeto muy feliz y contento por la política que está siguiendo y más que feliz porque su candidata Mariel Fernández ganó», contó.

Luego, añadió: «No entiendo por qué hay gente tan pero tan sin vida que quieren ensuciar a los demás…señores gracias a Dios mi hijo jamás fue chorro y siempre fue muy humilde y todavía lo sigue siendo, es muy bueno a tal punto que ni habla.. tratemos por favor antes de publicar y hacer memes de gente que no conocen fijarse… ah y la vestimenta no hace a las personas, por eso está como está el mundo». 

No es la primera vez que se divulgan este tipo de casos: el más reciente fue el de Lautaro Guzmán, quien fue discriminado en el tren Roca por vestir ropa deportiva. Como siempre, los pibes de barrio se llevan la peor parte: la estigmatización social. ¿Hasta cuándo?

GIF La Lucila
Martino