Estas son las mejores dietas para perder peso

Es fácil perdernos en el universo de planes de adelgazamiento de cara a ponernos a punto.


Nos encontramos ya en esa época del año en la que el buen tiempo se acerca y la báscula no engaña. Los kilos de más, ganados a lo largo del invierno, están ahí y no parecen querer abandonarnos. Sin embargo, nosotros sí queremos deshacernos de ellos. No está de más recordar que en España, según señala el estudio ENPE, el 39,3% de la población de entre 25 y 64 años tiene sobrepeso y el 21,6% es obesa. Más allá del alcance personal de estas cifras, suponen también un coste de 1.700 millones de euros al año, lo que significa un 2% del presupuesto sanitario.

Si estamos en plena operación bikini y queremos tomárnosla, esta vez sí, en serio, resulta interesante conocer qué dietas son las que pueden ayudarnos en mayor medida a conseguir nuestro objetivo. ‘U.S. News&World Report‘ ha consultado, lo hace cada año, con un equipo de expertos de la salud, especializados en nutrición, obesidad y control de peso, diabetes y medicina cardiovascular; y siguiendo sus recomendaciones han elaborado una lista con las mejores dietas, teniendo en cuenta distintas categorías.

Respecto a las que sirven para perder peso, las ganadoras, por este orden, son las siguientes:

  • WW. La anteriormente conocida como Weight Watchers, que puso en marcha hace más de cuatro décadas Jean Nidetch, un ama de casa del barrio neoyorquino de Queens, al organizar reuniones para recabar los mejores consejos para bajar de peso. Su programa más reciente, Freestyle, se fija además de en las calorías, en la composición nutricional de los alimentos y utiliza el sistema de otorgar distintos puntos a los diferentes productos, desde 0 de frutas y verduras a un total de 200 alimentos. Apuesta por aumentar el consumo de frutas, verduras y proteínas magras y ‘castiga’ a los ricos en azúcar, pero no prohíbe nada. Una de sus bazas, la posibilidad de recibir apoyo continuo, ya sea presencialmente, en chats online o vía telefónica. Actualmente está operativa en Estados Unidos (donde se ha realizado este ranking) y en países europeos como Francia o Reino Unido, pero no en España.
Foto: iStock.
  • Dieta volumétrica. Pone el énfasis en los alimentos con baja densidad energética, esto es, que son bajos en calorías en relación con su peso o volumen. Y anima a llenar el plato con este tipo de alimentos ricos en agua. Las raciones son muy generosas, por lo que hacen que te sientas saciado sin consumir calorías en exceso. Divide los alimentos en cuatro categorías, según su densidad energética, de 1 a 4, según vaya aumentando esta. En el grupo 1 están las frutas y verduras sin almidón, la leche desnatada y las sopas en las que el ingrediente principal es el caldo. En el 2, las frutas y verduras ricas en almidón, los cereales, las legumbres y las pastas y las carnes bajas en grasas. En el grupo 3 están el resto de carne, el queso, la pizza y los helados; y en el 4, las patatas fritas, las galletas, la mantequilla y los snacks salados. Puedes consumir sin miedo los que se encuentran en los dos grupos 1 y 2, con prudencia los de la categoría 3 y solo de forma muy esporádica los de la 4.
  • Dos dietas empatan en el tercer puesto: la flexitariana y la vegana. La primera surge de la unión de dos términos: flexible y vegetariana. El concepto lo creó la dietista estadounidense Dawn Jackson Blatner y apunta a que con ella se pueden obtener los beneficios asociados al vegetarianismo sin renunciar (del todo) a la carne. Su idea es que comiendo fundamentalmente alimentos vegetales, pero permitiéndote degustar ocasionalmente un buen filete o una hamburguesa la adhesión a la alimentación sana es más sencilla y a la larga no solo pierdes peso, sino que comes de forma más saludable. Respecto a la dieta vegana, es bien conocida: excluye todos los alimentos de origen animal, incluyendo los lácteos y los huevos. Los aliados de esta dieta, las frutas y verduras, los cereales, las legumbres, los frutos secos y las semillas.
Foto: iStock.

Es importante señalar que hablamos de las dietas más efectivas para perder peso. No quiere decir que sean las mejores para la salud. De hecho, esta lista cuenta como señalábamos con diferentes categorías. En la de las mejores dietas generales, la clasificación más importante, el primer puesto lo ocupa la mediterránea, seguida de la DASH y la flexitariana en tercer lugar.

La mediterránea aboga por el consumo abundante de frutas y verduras, así como de cereales integrales y de pescado. Los huevos y las carnes deben tomarse con moderación (y estas últimas preferentemente como parte de los guisos). Las legumbres y los lácteos también son bienvenidos y la grasa de elección debe ser el aceite de oliva.

En cuanto a la dieta DASH, es muy similar a la mediterránea. Está diseñada por especialistas médicos para reducir la hipertensión y propone seguir unaalimentación baja en sal, rica en frutas, verduras y granos enteros, así como en legumbres y pescados. Pocas carnes rojas y dulces y bebidas azucaradas solo de forma muy puntual. En cuanto a las grasas, aquí viene la mayor diferencia con nuestra dieta típica, porque no habla del aceite de oliva, sino de los aceites vegetalesen general.

¿Y si tenemos problemas de salud?

El ranking de estos expertos tienen otros puntos muy interesantes: si lo que buscas son las mejores dietas para la diabetes, ellos apuntan también a la mediterránea, la DASH y la flexitariana. Y si quieres saber cuáles son las más indicadas para conservar tu salud cardiovascular, son las mismas, a excepción de la flexitariana, cuyo puesto ocupa la dieta Ornish. La creó el doctor Dean Ornish, profesor de medicina de la Universidad de California y es baja en grasas, hidratos de carbono refinados y proteínas animales. Clasifica los alimentos en cinco grupos, de los más saludables a los menos, y hace especial énfasis también en el control del estrés.

Un apunte a tener en cuenta en la búsqueda de la pérdida de kilos y, sobre todo, en no volver a recuperarlos. No solo es importante lo que comamos. El estilo de vida, y especialmente la actividad física, tiene una gran influencia en nuestro peso. Más incluso de la que imaginamos. Así lo señala un nuevo estudio, realizado por el Centro Anschutz de la Universidad de Colorado y publicado en ‘Obesity‘, ya que comprueba que el ejercicio intenso hace más por mantener la pérdida de peso conseguido que una dieta restrictiva. Alimentación correcta y adiós al sedentarismo. Junto a un buen descanso, son las claves para conseguir, de forma sencilla y saludable, nuestro peso óptimo.

Exclusive