Esperaba el colectivo para ir a trabajar, le robaron y lo mataron

728×90 exclusive

Delincuentes armados abordaron al hombre, quien se resistió y recibió dos disparos que le quitaron la vida. El hecho ocurrió a pocos metros de una comisaría.

Un hombre fue asesinado a balazos cuando se resistió a que delincuentes le robaran su celular mientras esperaba el colectivo para dirigirse a trabajar, en la localidad bonaerense de General Pacheco, y por el crimen detuvieron a dos jóvenes.

El hecho ocurrió en la madrugada de ayer, alrededor de las 4.30, en avenida Constituyentes al 2900, a pocos metros de la comisaría del barrio Las Tunas, en el partido de Tigre.

Fuentes judiciales informaron a Télam que todo comenzó cuando la víctima, identificada como Fabián Alejandro Villalba (41), aguardaba el colectivo para ir a trabajar cuando dos delincuentes armados lo amenazaron con fines de robo.

Los asaltantes le exigieron que entregara el teléfono celular, por lo que el hombre introdujo una mano en un bolsillo pero en realidad sacó un aerosol de gas pimienta con el que le roció la cara a ambos.

Según las fuentes, uno de los asaltantes efectuó al menos dos disparos que impactaron en el pecho y el estómago de la víctima, quien salió corriendo al destacamento situado a unos 40 metros, donde cayó gravemente herida.

Los ladrones escaparon sin consumar el robo mientras efectuaban otros disparos contra una mujer y otro hombre que estaban en la parada del colectivo, quienes resultaron ilesos.

En ese momento, un efectivo de la seccional salió a la calle y también fue atacado a tiros pero no resultó lesionado, añadieron las fuentes.

Personal policial comenzó una persecución hasta que aprehendió a un adolescente de 17 años, a quien le secuestraron una pistola Browning calibre 9 milímetros que tenía pedido de secuestro desde fines de noviembre de 2013 en la comisaría 3ra. de Escobar.

Paralelamente, una ambulancia llegó al lugar y los médicos constataron que Villalba, quien estaba casado y vivía en Pichincha al 2330 de Las Tunas, había muerto a raíz de las lesiones sufridas.

Por su parte, efectivos del Comando de Patrullas de Tigre junto a sus pares de la Sub DDI de esa jurisdicción aprehendieron a un segundo sospechoso en la Villa Trapito, ubicada en Roca y Quintana.

El acusado, de 20 años, había sido identificado por los testigos presenciales del crimen de Villalba, dijeron los voceros.

La Policía también se incautó de revólver calibre 32 con numeración suprimida, agregaron las fuentes.

Ambos sospechosos, quienes tienen antecedentes penales por “robo a mano armada”, quedaron a disposición del fiscal Julio Zárate del Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil del Departamento Judicial San Isidro.

Fuente: www.infobae.com

Anuncios
También podría gustarte