Anuncios
Solo en www.sancristobalinfo.com

Empiezan las denuncias contra la gran cantidad de publicidad encubierta en Instagram

Si te descargaste el AdBlock para dejar de sufrir esos incesantes anuncios al entrar en tus webs favoritas, lamentamos decirte que no estás más que poniendo parches a una problemática –la publicidad en Internet– de la que es casi imposible escapar.

Si, además, sigues en Instagram a nombres como Selena Gomez, Justin Bieber o a las Kardashian, se puede decir que esta batalla la tienes más que perdida.

Siguiendo los parámetros de la Federal Trade Commission, agencia federal estadounidense que vela por la seguridad de los consumidores y por la justa competencia entre las marcas, la empresa de marketing Mediakix ha realizado un informe sobre cuánta publicidad encontramos en las cuentas de Instagram con más seguidores, y cuántos de estos anuncios son comunicados como tal.

El estudio tomó como conejillos de india a las 50 cuentas personales con más seguidores –además de los arriba mencionados, sumad a gente como Nicki Minaj o Katy Perry. A lo largo de un mes, de estas cinco decenas, 32 hicieron algún anuncio –entre las que no, encontramos artistas como Beyoncé, Adele, Taylor Swift o Emma Watson–; en total, 152 fueron los contenidos publicitarios que Mediakix localizó en un solo mes.

Pero, ¿qué entendemos como anuncio? El siguiente post es un buen ejemplo de ello.

https://www.instagram.com/p/BTJ5n1wg_5j/embed/?cr=1&v=7&wp=658#%7B%22ci%22%3A0%2C%22os%22%3A2115%7D

Como se puede ver en la descripción de la foto, Gigi Hadid incluye el hashtag #ad (#anuncio). Revisando los resultados de Mediakix, sin embargo, este anuncio, al comunicarse como tal, sería minoría entre los 152 localizados por la empresa de marketing.

¿La razón? El 93% no cumplía con las normas de la Federal Trade Commission.

Es decir: se parecían bastante a este otro post.

https://www.instagram.com/p/BSU0i91AWT_/embed/?cr=1&v=7&wp=658#%7B%22ci%22%3A1%2C%22os%22%3A2126.0000000000005%7D

No: no busques el #ad. No está –y arrobar a la marca, Reebook, en este caso, no es suficiente según la FTC. Para evitar que se den casos así, y de forma inédita, la agencia federal envió una misiva tanto a marcas como a famosos que hacían publicidad encubierta, para recordarles las normativas establecidas.

A grandes rasgos, las directrices eran del tipo “poner claramente #ad (#anuncio) o #sponsored (#esponsorizado) y no recurrir en su lugar a diminutivos”. O “no poner estas advertencias al final de una descripción quilométrica, o en medio de #una #retahíla #de #hashtags #interminable #y #farragosa”.

Suena coherente, ¿no?

Las marcas acostumbran a hacerles regalos a las celebridades con la esperanza de que éstos compartan en Instagram sus nuevos juguetes. Este procedimiento, más habitual de lo que podemos imaginar, hace que muchos famosos no piensen en este tipo de posts como ‘publicidad’ –¿Cómo va a serlo, si no les están pagando los 100.000 dólares de rigor por subir dicha foto?

La tesis del informe, así, es desoladora: ya no es que el 93% de publicidad en cuentas personales de Instagram sea encubierta, sino que ni siquiera las celebridades, a pesar de sus managers y su equipo de abogados, son conscientes de estar realizando anuncios fraudulentos.

Anuncios
También podría gustarte
Comentarios