Anuncios
Solo en www.sancristobalinfo.com

“El increíble Hulk”: Harto de que estacionen en su garaje, corrió un auto a mano

Las salidas de garaje bloqueadas por conductores desaprensivos que estacionan en cualquier parte son una constante en Capital y muchas ciudades importantes.

El Día del Padre un vecino de Caballito que viene sufriendo esa situación hace tiempo se convirtió en una especie de Increíble Hulk urbano. O al menos, así lo llaman en las redes.

Se llama Martín y cansado de que estacionen mal en la puerta de su casa, corrió el auto a pura fuerza. Todo quedó registrado en una cámara de seguridad y las imágenes se viralizaron.

El hombre, bastante corpulento, se las arregló para mover los más de 1.000 kilos que pesa el auto usando el cordón para darse impulso y unos trapos para proteger sus manos.

“Llega un momento en que es tal la desesperación, la necesidad de salir, que hacés lo que sea necesario… no es por salir a pasear. ¿Qué pasa si tengo una emergencia con mi hijo? Todo el mundo tiene derecho a sacar su auto de la cochera”, dijo a Crónica TV la esposa de Martín, que prefirió no dar su nombre ni mostrar su cara en cámara.

No es la primera vez que la pareja se encuentra con este impedimento para salir del garaje, es la séptima. Pero ese domingo la necesidad de salir tenía una urgencia médica por detrás.

“Teníamos que trasladar a mi suegro de 88 años. Imaginate un domingo, a las 7 de la mañana, ni siquiera conseguís taxis. Entonces, sí o sí teníamos que lograr sacar el auto”, agrega la mujer, siempre con calma y resalta el apoyo de sus vecinos cuando vieron las imágenes.

No podés hacer destrozos, no podés hacer nada. La única forma que encontró mi esposo, en la desesperación, fue esa. Levantar el auto y correrlo para poder hacer el tratamiento médico de mi suegro“.

El dueño del auto en infracción no era un vecino. “Los conocidos saben nuestra necesidad de tener que sacar el auto a cualquier hora de la madrugada o de la mañana. Gentilmente me dejan un cartelito y me ponen ‘mirá que soy tal’, con la dirección, les toco timbre y vienen enseguida y lo sacan.”

El problema -dice la mujer- es con quienes no conocen la zona y “como realmente no hay lugar, no les importa nada y lo dejan en la puerta de la cochera”.

El cordón está pintado de amarillo. Y se ve claramente que ahí hay un estacionamiento.

Antes había un cartel de prohibido estacionar, pero uno de los “ofendidos” por estacionar mal lo arrancó. “Todavía no tuve tiempo de ir a comprar un cartel y reponerlo”, cierra la mujer.

Anuncios
También podría gustarte
Comentarios