lunes, 28 septiembre, 2020

El hombre que le tiró un tacho de basura por la cabeza a un fiscal intentó escaparse de la cárcel de Las Flores

Edelvino Horacio «Yiyo» Ramayo es un preso de alto perfil que arrojó un cesto de basura en la cabeza del fiscal de Rafaela, Guillermo Loyola, en una audiencia. Este jueves intentó fugarse de la cárcel pero fue detenido en las cercanías al penal.


Este jueves un preso de la cárcel de Las Flores intentó escaparse pero fue detectado por el personal policial a pocos metros de la puerta de salida. Se trata de Edelvino Horacio «Yiyo» Ramayo, un hombre de 33 años que estaba privado de la libertad en el penal Piñero y fue trasladado a Santa Fe. Es más conocido por ser el hombre que tiró un tacho de basura de metal en la cabeza al fiscal de Rafaela, Guillermo Loyola, en una audiencia de prisión preventiva.

Ramayo estaba en una celda individual sin las esposas y aprovechó un minuto en el que los guardias salieron del lugar para correr fuera de las rejas. Se desplazó a lo largo de 400 metros y llegó a un espacio de recreación que llaman «La canchita». Una vez allí se dirigió a la puerta pero fue identificado por uno de los guardias que procedió a la detención. A metros de la puerta de salida, la fuga de «Yiyo» resultó fallida.

El hombre fue calificado como «preso de alto perfil«, por la cantidad y gravedad de los delitos que cometió. El 14 de diciembre del año pasado, durante la audiencia en los Tribunales de Rafaela en la que el fiscal Loyola pedía que se lo declare preso de alta complejidad, el hombre arrojó un cesto de basura por la cabeza del funcionario del MPA y le dijo «te voy a matar». La situación quedó grabada en las cámaras de la sala y se viralizó rápidamente. El cesto impactó sobre la ceja del funcionario judicial, quien enseguida fue atendido por un médico.

Tras la agresión al fiscal, se realizó una Junta de Fiscales Regionales del MPA, encabezada por el fiscal general, Jorge Baclini. Además, solicitaron cinco años de prisión de cumplimiento efectivo por el delito de lesiones leves, en concurso real con el delito de coacción calificada.

Antecedentes condenatorios

El acusado posee múltiples antecedentes condenatorios. Antes de arrojar el cesto por la cabeza al fiscal, lo habían condenado 18 años de prisión de cumplimiento efectivo y una multa de 4.000 pesos, dispuestas por el Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Santa Fe el 13 de mayo de 2016. Además, en esa oportunidad, ya fue declarado reincidente.

ÚLTIMAS NOTICIAS

San Cristóbal: Le dispararon en la cara con un arma tumbera

0
Tiros, armas blanca y enfrentamientos de todo tipo rompieron la calma de este domingo en el barrio Carlos Pellegrini. Varias personas heridas,...