La Actualidad en Noticias

El folclore, de luto: Falleció el gran cantor y bombisto Alfredo Abalos

A la edad de 80 años, se apagó "La Voz de la Chacarera". Un músico de cualidades irrepetibles nos dejó hoy. Que en paz descanses, querido Alfredo.

Exclusive

La triste noticia nos llegó en las primeras horas de esta mañana. En la madrugada de este lunes 24 de Septiembre “se fue de gira” el gran cantor, compositor, intérprete y percusionista Alfredo Martín Abalos.

Nacido el 21 de Abril de 1938 en San Fernando, provincia de Buenos Aires, se afincó en la Madre de Ciudades varios años después, enamorado de su esposa y compañera de toda la vida, doña “Muni” Santillán.

En su casa del barrio 8 de Abril tuvieron y criaron a sus tres hijos, Martín, Santiago y Carolina. Grandes músicos y artistas, los cinco.

En su larga trayectoria en la música grabó varios discos, entre ellos “Herencia Folklórica (Vol. I y II)”, “Se pierde si no se da”, “Moneda que está en el alma”, “La Voz de la Chacarera”, “Las Coplas de la Vida”, “¡Silencio! Canta Alfredo Abalos”, “Cuando de cantar se trata”, “Con la conciencia tranquila”, “Una quimera más” y “Te digo, chacarera”, entre otros.

“Ya te estás poniendo viejo, pobre corazón. Te presiento ya sin ganas de seguir, lo mismo que yo. Me ha cansa’o la huella larga, sola y sin amor; hoy ansío estarme quieto y descansar, lo mismo que vos”, cantaba en este bailecito del “Polo” Giménez.

Era dueño de una voz y una técnica única para el canto, al punto que muchos artistas reconocen que “después de haber cantado él ciertas canciones, no las puede (o debe) volver a cantar nadie más”.

Pero no sólo era un maestro del canto; fue un percusionista verdaderamente increíble, y ésta fue quizá su faceta menos conocida. Sin embargo, quienes saben escuchar mejor, lo catalogan como uno de los mejores bombistos que dio la música popular argentina.

La causa de su deceso fue un cuadro de neumonía del cual no pudo recuperarse, según contó a Nuevo Diario su hijo mayor, Martín. En cumplimiento de lo que fue su voluntad, sus restos no serán velados. “Él quería que lo cremen, y lo recuerden tomando un vino y guitarreando”, dijeron desde su entorno.

Esta es la última publicación que hizo en su cuenta de la red social Facebook, el pasado 12 de agosto, cuando lo visitó en su casa Yamila Cafrune, hija de Jorge.

Las últimas grabaciones en las que participó fueron la zamba “Víctima o victimario”, de letra y música de su hijo Santiago —en el segundo disco de La Pesada Santiagueña—, y la chacarera “La del cantor solitario”, letra de “Cacho” Lobos y música del propio Alfredo, en el disco solista de su hijo Martín.

Un profundo dolor nos invade, y por eso nos es difícil despojarnos de subjetividad al escribir sobre su vida y obra en la música, porque lo amábamos profundamente.

¡Un gran abrazo al cielo, Maestro Alfredo Abalos!

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Picasso
Comentarios
Cargando...