País

Conductores manejaban ebrios y en zig zag por la ruta

Durante los exhaustivos controles de tránsito llevados a cabo anoche en Las Termas de Río Hondo, efectivos policiales secuestraron preventivamente un camión, una camioneta y un automóvil que eran guiados por conductores alcoholizados.


En este sentido, los numerarios de la subComisaría de Villa Río Hondo, apostados sobre Ruta N°333, con la colaboración de sus pares de la Dirección General de Seguridad Vial, sacaron de circulación dos vehículos cuyos conductores presentaban signos de haber consumido alcohol, lo cual está prohibido por ley.

En el primero de los procedimientos, ocurrido alrededor de las 21.30, el persona, divisó un camión que se desplazaba de forma irregular, en zig-zag, por lo que obligó a su conductor a detener la marcha.

MIRÁ TAMBIÉN La violó y le dijo que le enviará una solicitud de amistad por Facebook

Se trataba de un hombre de 41 años y con residencia en la ciudad termal, quien estaba afectado a una empresa distribuidoras de gaseosas y guiaba un camión Mercedes Benz 1114 rojo con dominio colocado.

Este presentaba aliento etílico y al ser sometido a la prueba de alcoholemia, se constató que tenía 1,53 g/l en sangre, superando tres veces lo permitido para circular al mando de un vehículo de gran porte.

Policiales-San-Cristobal

Además, minutos antes de la medianoche, los efectivos de Villa Río Hondo, siempre con la colaboración de Seguridad Vial, detuvieron la marcha de una camioneta conducida por un joven de 26 años, la cual se desplazaba a gran velocidad incumpliendo las normas de tránsito.

Se trataba de una Chevrolet modelo Silverado roja y ante la presunción de que su conductor pudiera estar alcoholizado, se lo sometió a la prueba del alcoholímetro, la cual dio1.63g/l de alcohol en sangre.

MIRÁ TAMBIÉN Robó una camioneta, chocó a siete autos y se quitó la vida con un cuchillo

Durante un tercer hecho, esta vez ya en calles céntricas, el conductor de un Peugeot 206 gris, tuvo que regresar a su domicilio a pie debido a que durante el test de alcoholemia, no superó la prueba de sobriedad, lo que ponía en riesgos su integridad y la de terceros.

En todos los casos, los rodados fueron secuestrados de manera preventiva y trasladados a sede policial donde se labraron las actas de infracción y así se evitó que la imprudencia de los conductores pudiera ocasionar alguna tragedia en las rutas y calles.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Desactive su AdBlock

Los Anuncios son la principal fuente de ingreso para brindar nuestro servicios y mantenerlo informado.
X