martes, 22 septiembre, 2020

Cómo funcionan los » zapatos anti coronavirus» que hacen cumplir la distancia social en Rumania

En medio de la crisis sanitaria por el coronavirus, que ha puesto en alarma a todos los países del mundo, un zapatero rumano se reinventó para crear un innovador calzado que permite cumplir con el distanciamiento social y obligatorio.

Grigore Lup, de 55 años de edad, buscó la manera de seguir en la actividad, y propuso un nuevo tipo de calzado: zapatos gigantes. Este invento no solo le permitió a Lup hacerle frente a la crisis económica, producto del parate de la actividad, ya que trabajaba especialmente teatros, óperas y grupos de baile populares, sino también colaborar para cumplir con las recomendaciones de los expertos médicos.

“Vi que no entraba nadie a mi local y me dije, basta, tengo que cerrar”, explicó el zapatero en una entrevista con la agencia EFE. Pero luego logró pensar en la pandemia como una oportunidad para crear exóticos zapatos. “Nadie respetaba la distancia social y pensé: voy a hacer tres pares de estos zapatos, los pondré por internet y los llamaré zapatos de distanciamiento social para llamar la atención”, afirmó.

Grigore Lup en su taller de en la ciudad de Cluj Napoca, a 500 kms al noroeste de Bucarest, Rumania. (Foto: EFE)
Grigore Lup en su taller de en la ciudad de Cluj Napoca, a 500 kms al noroeste de Bucarest, Rumania. (Foto: EFE)

Los particulares zapatos son de un número estándar en la parte donde deben introducirse los pies, pero la puntera está rellena de material ligero, como la suela, que se hace que se extienda varios centímetros hasta constituir un calzado número 75.

Los exóticos zapatos tienen una peculiar extensión en la punta, con la que alcanza los 75 centímetros de largo. (Foto: EFE)
Los exóticos zapatos tienen una peculiar extensión en la punta, con la que alcanza los 75 centímetros de largo. (Foto: EFE)

“Si dos personas que llevaran mis zapatos se pusieran una enfrente de otra habría una separación entre ellas de cerca de un metro y medio. Longitud aconsejada por los especialistas para evitar la circulación del virus”, explicó el zapatero.

El calzado cuesta cien euros, y ya fue vendido a varios interesados en Rumania, Inglaterra y Canadá. (Foto: EFE)
El calzado cuesta cien euros, y ya fue vendido a varios interesados en Rumania, Inglaterra y Canadá. (Foto: EFE)

El peculiar calzado cuesta cien euros, y varios modelos ya fueron vendidos en Rumanía, Inglaterra y Canadá.

ÚLTIMAS NOTICIAS

COVID-19 en San Cristóbal: Se confirmó un nuevo positivo y se...

0
El Equipo de Salud del Hospital San Cristóbal se dirige a toda la comunidad para informar que: El número...