Solo en www.sancristobalinfo.com

Cómo DiCaprio logró convertir un documental en la mejor película para salvar el planeta

Cuál es la principal causa del calentamiento global del planeta? Las emisiones de gases contaminantes. ¿Y quién emite la mayor cantidad?

—Los vehículos. Incorrecto.

—Las fábricas. Incorrecto.

—Las guerras. Incorrecto.

El verdadero responsable del calentamiento global del planeta es la ganadería. Y no sólo se la acusa de eso: la cría de animales para el consumo humano está acabando con los bosques, con los recursos hídricos y provocará conflictos bélicos por la comida. Así lo afirma Kip Andersen, protagonista del documental Cowspiracy dirigido por él y Keegan Kuhn, que llamó la atención de Leonardo DiCaprio.

Años antes de protagonizar ‘Before the Flood’ contra el cambio climático, Leonardo Dicaprio decidió apostar por este documental vegano contra la industria cárnica. El actor vio un enorme potencial en la idea inicial, pero cuando entró como productor ejecutivo decidió tomar cartas en el asunto para cambiar el destino de Cowspiracy para siempre.

Gracias a su participación y la co-producción para Netflix se añadió nuevo material inédito y se promocionó la obra con el glamour de Hollywood para lograr un empuje comercial inesperado. Lo que empezó como un modesto documental financiado a través de un crowdfunding que alcanzó los 117 mil dólares, acabó en una superproducción millonaria.

Para lograr una gran recaudación en taquilla también se tomó una decisión arriesgada. En la web oficial anunciaron que “nuestro objetivo con esta película es tener el mayor impacto positivo en el mundo. Para lograrlo, creemos sinceramente que la película necesita ser vista como un documental legítimo, y en nuestra sociedad consumista, capitalista, la gente devalúa las cosas que se obtienen gratis. Es muy importante para nuestros objetivos que la película sea tomada en serio, y tenemos que presentarla de la manera más tradicional posible, lo que significa proyecciones de cine, DVD’s y televisión de pago”.

Incluso se proyectó en el Parlamento Europeo el 2 de diciembre de 2015. Y también ganó el premio de la audencia en el Festival de Cine Eco de Suráfrica y el premio a la mejor película extranjera en el Festival de cine sobre el medioambiente de Portneuf. No es de extrañar que aclamados directores de cine como Darren Aronofosky ( El cisne negro y Noah) y Louie Psihoyos (The Cove) celebraran la producción. Los elegios de Psihoyos, ganador de un Oscar, lo dicen bien claro: “ Cowspiracy podría ser la película más importante que jamás se haya creado para inspirarnos a salvar el planeta”.

En el film, Kip lidera una investigación para determinar por qué ni las mayores organizaciones ecologistas señalan la ganadería como el principal problema.Y se dio cuenta que había una razón:la industria ganadera es una de las más poderosas del mundo y nadie estaba dispuesto a correr el riesgo de salir mal parado. De hecho, una de las productoras retiró su dinero tras enterarse que Kip, en una entrevista con el representante del lobby del sector cárnico, había dicho lo que pensaba. Eso no fue problema para DiCaprio, y tal vez incluso le motivó que el largo incomodara a ciertos sectores. Sea como sea, vio que este paso al frente de Andersen atizaría las conciencias y su verdad correría como la pólvora.

Todo empezó cuando quedó impactado por el documental de Al Gore, Una verdad incómoda, Kip decidió hacerse ecologista y empezó a reciclar, compró bombillas de bajo consumo, hizo compost de sus residuos, se desplazó en bici todos los días y se daba duchas cortas. Pero se preguntaba si realmente esto era todo lo que podía hacer para contribuir a salvar el planeta.

“Las organizaciones medioambientales, entre otras, no nos están diciendo la verdad sobre lo que necesita el mundo de nosotros como especie. No encuentras ni en los discursos políticos ni en los objetivos de Greenpeace que la dieta es importante, que la ganadería es el problema. Nos están fallando tanto a nosotros como al ecosistema”, le diría más tarde el ex—director de Greenpeace, Will Anderson.

En ese momento, se puso a investigar y encontró una cifra que le removió por dentro: la cría de ganado vacuno produce más gases de efecto invernadero que los coches, según un informe de la ONU (29/11/2006). Además, su consumo de agua es aterrador: casi 129 trillones de litros de agua frente a los más de 378 del fracking.

Estos números astronómicos a veces pueden ser difíciles de comprender. Por eso Kip ofrece un dato simple: en la elaboración de una hamburguesa de cuarto se emplean 2.498 litros de agua, lo que equivale a la cantidad que una persona gasta en las duchas de dos meses. Además, encontró estudios que afirmaban que se necesitan 20 años para sacar rendimiento a las energías renovables, cuya implementación se cifra en 18 trillones de dólares. Sin embargo, se puede dejar de comer animales desde hoy.

Y todavía hay más, porque la ganadería:

—genera el 65% del óxido nitroso, con un efecto 296 veces peor que el C02

—es responsable en un 51% del cambio climático causado por los humanos

—consume el 30% del agua del planeta

—ha arrasado el 11% del Amazonas brasileño

—cría a 70 billones de animales para 7 billones de personas

—cultiva tanto alimento para animales que se podría alimentar a todo el planeta

Ante esto, Kip decidió que lo mejor era hablar con los expertos de varias organizaciones ecologistas. Le decepcionaron las respuestas de Save Our Water, Rainforest Action Network, Oceana y Sierra Club.  

Pero Kip Andersen también encontró científicos y activistas de acuerdo con sus razonamientos. De entre todos ellos, estas son las declaraciones que resumen mejor el documental. La primera, la de Susan Hartland, de la organización Sea Shepherd, dijo que “La gente no lo quiere oír, porque les hace sentir que tienen que hacer algo y muchos no quieren porque es incómodo. Y es impopular decirle a la gente lo que tienen que hacer”. La segunda, la de Howard Lyman, el ganadero que se atrevió a hablar en el programa de Ophra sobre la verdad de la industria: “No puedes ser un activista del medioambiente y comer productos de origen animal. Y punto. Miéntete a ti mismo si quieres. Adelante, alimenta tu adicción. Pero no digas que eres un activista”.

Anuncios
También podría gustarte
Comentarios