Áxel Caniggia, el «bicho raro» de la familia: talentoso, sencillo y cero mediático

Pablo Bonacina

Tiene 28 años y es el mayor de los tres hijos del exfutbolista y Mariana Nannis. Mirá qué es de su vida.

Un año después de alcanzar la gloria deportiva eliminando a Brasil en los octavos de final del mundial de Italia, con un gol suyo, Claudio Paul Caniggia (52) se convirtió en padre. Tal como publicó Clarín, Kevin Áxel Caniggia (28) es el mayor de los tres hijos de Claudio y Mariana Nannis (55), el único de toda la familia que puede caminar por Florida y Lavalle sin que lo reconozca nadie.

Su padre fue uno de esos ídolos que se convierten en leyenda. O lo era hasta la escandalosa entrevista que dio la Nannis en el programa de Susana, en la que el ex futbolista fue acusado de violencia de género y de haber ocasionado la pérdida de un embarazo a su mujer.

Su madre es un personaje mediático desde hace casi 30 años: la primera botinera moderna, la de la frivolidad, la ostentación y los lujos. Como Wanda Nara o Kim Kardashian, pero 20 años antes que ellas y sin redes sociales.

Sus hermanos, lo mismo: los mellizos Charlotte (26) y Alexander (26) se hicieron famosos gracias a la tele y su aparición en Bailando por un sueño, en 2012, cuando tenían 19 años.

Áxel, quien eligió que lo llamen por su segundo nombre, es un misterio poco conocido para la prensa argentina, que apenas pudo abordarlo en unas pocas ocasiones. La más reciente, por la terrible actualidad que atraviesa su particular clan familiar.

Se sabe que es pintor. Él mismo se definió así cuando le tocó aparecer en Mujeres Ricas, un reality español de 2010 protagonizado por su madre. «Me llamo Áxel, soy el hijo de Mariana y Claudio… y soy pintor», afirmó el joven, en ese entonces con unos 18 años.

Se pasó su infancia recorriendo el mundo, entre Italia, Portugal y Escocia, siguiendo la marcha errante que tuvo la carrera de su padre. También pasó un tiempo en los Estados Unidos, y solo unos cuantos meses en Buenos Aires. De ahí su tono exótico al hablar y su poco apego por el país donde nació (aunque asegura que se mantiene al tanto de la actualidad argentina). Cuando se terminaron los viajes, los Caniggia se instalaron en Marbella, en el sur de España, frente al mar Mediterráneo.

Fue allí que Áxel se perfeccionó y desarrolló una vocación por la pintura que lo hizo convertirse en uno de los artistas plásticos más reconocidos de su generación, con exposiciones y el reconocimiento de sus pares. En un perfil que le hizo la revista Rolling Stone se cuenta a modo de anécdota que, cuando Áxel era adolescente, Claudio y Mariana lo dejaban en el Museo del Prado, en Madrid, se iban de shopping y, horas más tarde, regresaban a buscarlo.

Se pasaba días enteros encerrado en su atelier, tomando clases y pintando sus obras. Así lo mostraba el reality Mujeres Ricas. «Axel es raro… no sale nunca de casa», lo describía su hermana. «A él no le interesa la ropa ni el look que tiene. Le digo de ir a Dolce & Gabbana y me dice que él no va a esos lugares, cuando otro mata con tal de ir a Dolce & Gabbana», aseguraba la Nannis sobre su hijo «diferente».

Comuna de Aguara

A los 16 dejó el colegio secundario. Fue después de que le pusieran la nota más baja de todas en la asignatura dedicada, justamente, al Arte. «Tomé la decisión de comenzar a vivir otras experiencias, aquellas con las que uno realmente se va formando como persona», explicó en una nota, remarcando que sus padres lo habían respaldado en la decisión.

«A mi padre le gustan mis cuadros. No me puedo quejar, siempre me dejó hacer lo que quise y siempre fue sincero conmigo, le parece bien que cada uno haga lo que quiera. ¿Si es difícil ser su hijo? Es difícil ser hijo de cualquiera», respondía Áxel sobre Claudio.

En Instagram, el joven artista le dedica la mayoría de sus publicaciones a la pintura. Sin embargo, hay un par de fotos donde aparece su papá (ninguna con Mariana, Alex o Charlotte). Y Áxel es el único de los Caniggia que sigue a Claudio.

«Persistente, generoso y solitario», esos son los tres adjetivos que Áxel eligió para describirse en otra entrevista, una década atrás. «Parezco introvertido pero soy una persona que disfruta de las cosas sencillas», toda un acto de rebeldía siendo hijo de Mariana Nannis.

«¿Me vas a vender algún cuadro a mí?», le pregunta Mariana a Áxel en un segmento de su reality, mientras recorre el taller donde trabaja su hijo. «¿Cómo te voy a vender un cuadro, si sos mi madre? Es ridículo», le responde el joven.

En el año 2012, en plena ebullición de los Caniggia en el programa de Tinelli, Áxel declaraba: «Tengo un alma propia, como toda persona, como cada integrante de mi familia. Todos somos únicos y distintos».

De sus últimas publicaciones en redes se supo que el joven está de novio desde hace varios años con una chica llamada Nieves, quien tiene dos hijas, aunque no está confirmado si son también de Áxel. Lo son en lo afectivo, eso está claro. En una de las imágenes, por ejemplo, una de las nenas aparece junto a Claudio Caniggia, a quien mencionan como su abuelo.

Si bien por ahora se mantuvo ajeno al escándalo que estalló entre Claudio y Mariana, trascendió que la idea de Áxel es que, de ser necesario, podría aparecer en los medios para defender a su padre.

El último posteo del joven pintor muestra otra faceta admirable del joven Caniggia, una clase de arte para chicos con síndrome de down. «Personas sensibles y con enormes habilidades, siempre es un placer compartir y aprender con vosotros», escribió Áxel.

Si bien por ahora se mantuvo ajeno al escándalo que estalló entre Claudio y Mariana, trascendió que la idea de Áxel es que, de ser necesario, podría aparecer en los medios para defender a su padre.

El último posteo del joven pintor muestra otra faceta admirable del joven Caniggia, una clase de arte para chicos con síndrome de down. «Personas sensibles y con enormes habilidades, siempre es un placer compartir y aprender con vosotros», escribió Áxel.

Peluquería Exclusive
PetShop
X