Ansiedad: ¿Qué es? un mal que afecta al mundo

GIF Senador Felipe Michlig

Cuando hablamos de ansiedad, nos referimos a un estado mental que pocas veces podemos controlar.


Tiene que ver con las inseguridades con las que convivimos todos los días, ya sea por pensamientos propios o por imposiciones sociales que nos interpelan de manera negativa. Un estado de preocupación constante del que no podemos escapar. 

Muchos especialistas aseguran que la ansiedad es un estado normal en algunos momentos del día, aunque si se da de formas abruptas, puede causar serios problemas de salud.

Veamos algunas señales que nos pueden ayudar a darnos cuenta

Vivimos en un mundo donde el tiempo es dinero, donde el éxito es primordial y el futuro es ahora, tanto que nos olvidamos del presente y nuestro cerebro piensa a mil revoluciones por segundo.

Entonces es cuando se hace de noche, volvemos a casa cansados de un día larguísimo y con una lista de cosas que quedaron sin hacer. Intentamos dormir, y ahí empiezan los problemas, la ansiedad es eso, una vocecita en nuestra mente que no nos deja cerrar los ojos y pensar en nada.

Damos vueltas en la cama, leemos, miramos el celular, la tv y hasta tomamos un té para poder conciliar el sueño. La vocecita que nos dice lo que no hicimos, lo que podemos hacer, lo que deberíamos hacer y lo que no, lo que queremos y lo que falta.

Todo eso es ansiedad, entonces no dormimos del todo bien, y al otro día la vida sigue, a pesar que dormimos 4 horas como mucho. Y nos acostumbramos a funcionar y a darlo todo, conviviendo con esa vocecita que no nos deja descansar.

Un minuto, una eternidad

La espera se hace eterna, cinco minutos se convierten en un montón. No toleramos nada, la vorágine del mundo nos acostumbra a que todo sea al instante, el Whatsapp te obliga a estar constantemente alerta de posibles nuevos mensajes, a responder de inmediato porque los tildes azules nos avisan que el otro ya leyó el mensaje, a estar siempre alerta. Eso genera ansiedad, pretender que todo esté listo en cuestión de segundos, y si no está, explota un caos adentro nuestro. Aparece esa vocecita de nuevo que nos hace pensar que si no nos responden ese Whatsapp es porque nos ignoran, o porque no nos quieren, o simplemente porque no. La vocecita es negativa y crítica de nuestra mente, aunque pensemos fuertemente en lo darle importancia, ella sigue y sigue… Causando miedos que son completamente irracionales, logrando que tu nivel de confianza caiga a niveles extremos.

Caos donde no lo hay

También, la ansiedad es generar caos donde no lo hay. Hacemos cinco cosas a la vez, mientras pensamos en otras tres, y nos acordamos al mismo tiempo que no hicimos otras seis. Así es como la vocecita del mal despierta de nuevo, y nos hostiga con cosas simples como preguntarnos si olvidamos cerrar las ventanas de casa, si apagamos el sahumerio que prendimos para “relajar la mente un rato”, si nos acordamos de sacar la pava del fuego y colgar la ropa para que se seque antes que caiga el sol y no tenga olor a humedad. Todo eso mientras vamos camino al trabajo. Entonces la ansiedad hace que dudemos de nosotros, nos hace volver a casa, ver si todo está ok, y así volver a salir “tranquilos”.

Pedirle ayuda a los especialistas

Existen muchos niveles de ansiedad, los especialistas en el tema recomiendan pedir ayuda a las personas formadas sobre el tema para que ellos nos den un diagnóstico y tratamiento adecuado. A veces sólo basta con rodearnos de la gente que queremos, hacer yoga o alguna terapia alternativa.. Y en otros casos, es vital realizar un tratamiento adecuado de la mano de un especialista.

Lo cierto es que la ansiedad es moneda corriente hoy en día. A veces es importante callar esa vocecita molesta que aparece siempre que no la necesitamos, para poder vivir tranquilos y en paz.LO MÁS LEÍDO

GIF La Lucila
GIF Petshop
Suscribite a nuestro boletín de noticias.
No te pierdas nada!! Registrate para recibir las últimas noticias.